LAS MOSCAS EN LA MIEL DE ABEJAS- FÁBULAS DE ESOPO CON MORALEJA


LAS MOSCAS

Una sirvienta de une casa, por descuido, derramó buena cantidad de miel sobre el piso. 

- Aquí está la fuente de vida eterna, -pensaron las moscas que, guiadas por el olfato, se abalanzaron sobre el dulce charco. 

Ocurrió que al posarse sobre la miel quedaron de patas y alas pegadas, sin poder volar. 

- ¡Hay pobres de nosotras que, por mísera golosina, encontramos la, muerte!-, así se lamentan en la agonía y aunque parezca exageración, miles de moscas murieron como las primeras. 

Moraleja:
“Quien no previene, remedio no tiene”.

Fábulas De Esopo
Fuente: Toribio Anyarin Injante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada