LA LÁMPARA Y EL ESTUDIANTE - FÁBULAS DE ESOPO CON MORALEJA


LA LÁMPARA Y EL ESTUDIANTE

Una noche, que se anunciaba lóbrega, cuando un estudiante se preparaba a realizar sus tareas. 

-Llenaré de aceite mi lámpara y la encenderé para iniciar el trabajo- decía el estudiante mientras sus monos encendían la lumbre. 

La lámpara brilló en la oscuridad con clarísima luz y, plena de orgullo, dijo al muchacho: 

-Observa como Irradia mi luz, es más resplandeciente que el sol. 

En tanto que se vanagloriaba, vino una ráfaga de viento y la luz se apagó al instante. 

El estudiante volvió a encenderla, y le dijo: 

-Déjate de hablar sandeces y dedícate a alumbrarme como antes. Recuerdo que el fulgor de las estrellas Jamás se apaga. 

Moraleja:
“Presumir y no valer, es mascar sin comer”

Fábulas De Esopo
Fuente: Toribio Anyarin Injante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada