EL JILGUERO TÍMIDO - FÁBULAS DE ESOPO CON MORALEJA


EL JIGUERO TÍMIDO

Entre las aves canoras el jilguero es la más tímida. 

A la Insinuación de todos siempre respondía. 

-Jamás cantaré para ser objeto de burlas. 

-No temas, jilguerito; canta y verás que nadie se reirá. 
 
-Le decía un penco-, y una cotorra acotó: 

-Una vez te oí cantar en el bosque y tus gorjeos me embelesaron, ¿por qué no cantas ahora? llegó, el ruiseñor y esparció un torrente de arpegios. 

Pero: al notar la apatía del jilguero, le dijo: 

- ¿Por qué -no me acompañas, jilguerito? la avecilla, avergonzada, le confesó sus temores, a lo cual el ruiseñor respondió: 

- Cantes bien o mal, el asunto es tuyo. Si no cantas ni para ti mismo, no eres Jilguero ni eres nada. 

Moraleja:
“Quien no dice cuanto quiere, llega a viejo y tonto muere”

Fábulas De Esopo
Fuente: Toribio Anyarin Injante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada