UN REGALO DE ARRIBA - CUENTOS INFANTILES


Cuentos Infantiles

UN REGALO DE ARRIBA

Era un hombre de Bagdad muy rico, pero su situad cambió y se quedó sin nada. Una noche, mientras dormía, vio en sueños a una persona que le decía: “¡Tu fortuna se encuentra en El Cairo! ¡Ve a buscarla!”.
Viajo a El Coito, dormitando en una mezquita. Cerca de allí había una casa y Dios dispuso que unos ladrones entrasen en la mezquita para asaltar la casa. Los habitantes de esta se despertaron al oír a los ladrones y empezaron a gritar.
El valí (comisario) y sus hombres acudieron a auxiliarles. Los ladrones huyeron. El valí entró a la mezquita y encontró dormido al bagdadí. Lo detuvo y le hizo azotar con golpes muy dolorosos hasta que estuvo a punto de morir. Lo encarceló, después de tres días le hizo comparecer y le preguntó:

- ¿Qué motivos te han traído a El Cairo?

He soñado a alguien que me decía: "Tu fortuna se encuentra en El Cairo. Ve allí". Y me he dado cuenta de que la fortuna eran los azotes que me has mandado dar.

El valí se rió de buena gana y le dijo.

¡Insensato!, yo he soñado tres veces con alguien que me decía. Hay una casa en Bagdad, situada en tal barrio, y en su jardín, debajo del surtidor hallarás riquezas enormes. Ve allí a tomarlas”. Pero jamás me moví y tú, tonto, has iniciado tan largo viaje sólo por una pesadilla.

Le dio unos dirhemes y le dijo: “Utilízalos para regresar a Bagda”.

Sahrazad -el relator- reparó que amanecía e interrumpió el relato para el cual le habían dado permiso. La noche 352, ya en el siguiente cuento, dijo:
Me he enterado, ¡oh rey feliz! de que el hombre tomó los dirhemes y regresó a Bagdad, pues la casa que el valí le había descrito era la suya. Al llegar al domicilio cavó debajo del surtidor y encontró una gran riqueza. De este modo Dios le dio un gran tesoro.
Este es un caso prodigioso.

De “Las Mil Y Una Noches”

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada