SANDRAC MESAC Y ABED NEGO CREYENTES DE DIOS - RESUMEN


LOS TRES AMIGOS
Daniel 2, 3
Llamado ante el rey babilonio, Daniel fue claro y conciso al develar el extraño sueño: “El Evangelio se enseñará a toda la gente -anunció- y Jesús será el rey de toda la Tierra”. Y aunque el rey se sintió intrigado por la profecía, estuvo feliz de saberlo, nombrando a Daniel en un puesto importante. 

Pero el rey vería otros anuncios divinos. Impuso a su gente adorar un ídolo de oro, bajo pena de morir quemados. 

Sólo Sandrac, Mesac y Abed Nego, creyentes de Dios, se negaron, siendo condenados a la hoguera. Hasta los sirvientes murieron calcinados por el intenso fuego, pero ellos salieron ilesos. El rey, al ver a un ángel, admitió que era un milagro. De inmediato dictó una ley que prohibía hablar mal de Dios.

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada