LE DECÍAN "SUÁVITAS" - CUENTOS INFANTILES CORTOS


Cuentos Infantiles

LE DECÍAN “SUÁVITAS”

El Niño Jesús fue modelo perfecto de santa alegría: manaba de sus ojos e inundaba con ella los de su Madre Santísima, del Patriarca San José, de los pastores y de los magos; sonreía a Simeón y Ana, moviendo de gozo sus corazones.

El semblante y los ojos del Niño Dios de Nazaret despedían destellos de bienaventuranza divina y de santa alegría infantil. Sin duda, el monte Calvario y la Cruz proyectaban sombras dolorosas sobre aquella tierna vida y sobre las almas de María y de José.

Mas a pesar de su condición humilde y de la pobreza e indigencia, a pesar de la trágica certidumbre de lo venidero y de los negros pensamientos; en la vida de la Sagrada Familia nunca faltó la alegría, la cual se exhalaba desde la pobre casa para penetrar en los corazones buenos.

Una tradición refiere que los habitantes de Nazaret llamaban al Niño Jesús “Suávitas”, la afabilidad, la suavidad; y que de ahí provenía la máxima: “Vayamos a la suavidad para estar contentos”. Y es creíble, porque en el resplandor de su ser debían transfigurarse de alegría todas las cosas.

Keppler

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada