LA OVEJA PERDIDA - RESUMEN


LA OVEJA PERDIDA
Lucas 15: 1 a 10
Esos mismos enemigos que trataban de desprestigiar a Jesús, murmuraban y criticaban:
“Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos”.

Entonces, Jesús les dijo: 

“Si uno de ustedes pierde una oveja de cien que tiene, ¿no deja las noventa y nueve en el campo para ir en busca de la que se perdió? Y cuando la haya, feliz, la pone sobre los hombros y les dice a todos en su casa: Alégrense, pues hallé a mi oveja perdida”.

Y relató el mismo caso de la mujer que perdió una moneda de diez que poseía, sin detenerse hasta hallarla, momento que fue muy feliz para ella. “Les digo sentenciaba el Maestro-, que de la misma manera hay gozo entre los Ángeles de Dios por un solo pecador que cambie su corazón y su vida”.

Fuente: Colección Amiguitos

3 comentarios: