LA LEYENDA DEL REY ARTURO - LEYENDA INGLESA - RESUMEN


LA LEYENDA DEL REY ARTURO

Inglaterra había quedado huérfana de soberano tras la muerte del rey Uther, y la nobleza pedía a Dios que los guiara para encontrar al nuevo sucesor de la corona.
Los miembros de la corte peregrinaron desde la plaza principal al monte, elevando plegarias para encontrar pronto a su próximo monarca. Una vez en la cima, finalmente hallaron la señal divina que esperaban.
Clavada en una roca, encontraron una espada con la siguiente inscripción: "Soy Scaliborn, el mejor tesoro de un rey".
El Obispo, reconociendo la mano de Dios en el hallazgo, sentenció:
- ¡Nobles de Gran Bretaña, el Señor ha hablado! Aquel que logre retirar la espada de esta piedra será ungido como nuestro nuevo monarca.
Varios fueron los caballeros que lo intentaron; sin embargo, uno a uno fueron fracasando.
Pero el tiempo pasó y llegó la fiesta de Pentecostés, y con ella los más prestigiosos caballeros, entre ellos Sir Kay.
Tenía Sir Kay un joven escudero, llamado Arturo, quien lo acompañaba en los torneos.
Cuando, ejercitando para la contienda, el caballero rompió su espada, le ordenó al mozo:
- Por favor, Arturo, ve a la casa de mi padre, dile que necesito una espada nueva y tráemela.
Arturo fue por el arma, pero en el camino pasó por un monte peñascoso y encontró una hermosa espada. Sin pensarlo mucho, decidió llevársela a su amo; así que la retiró de la piedra en que estaba clavada y regresó con Sir Kay.
Al ver la espada, el resto de caballeros y asistentes al torneo exclamaron:
- ¡Es Scaliborn! ¡Es la espada sagrada! ¡La espada de nuestro rey!
Sir Kay pensó haber sido elegido rey; pero el Obispo aclaró que el reto no trata de quien posea la espada sino de quien la haya retirado de la roca. Acto seguido, mandó colocarla nuevamente para hallar al verdadero soberano.
Una vez más, todos los caballeros hicieron vanamente el intento; y al no haber otros aspirantes, Arturo, escondido entre la multitud, pidió al Obispo un oportunidad.
El joven escudero sacó fácil mente la espada de la roca, por lo que fue nombrado rey en medio del júbilo de la gente, llegando a encabezar grandes hazañas para gloria de Inglaterra.

Leyenda Inglesa.

Fuente: Leyendas Universales

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada