LA LENGUA MORDIDA POR LOS DIENTES - CUENTOS INFANTILES CON MORALEJA


Cuentos Infantiles
LA LENGUA MORDIDA POR LOS DIENTES

Érase un muchacho tan parlanchín que todos decían de él:

- Ese habla más de la cuenta.

- ¡Qué lengua! -suspiraron un día los dientes- No está quieta jamás.

- ¿Qué estáis murmurando? Debíais ya de saber, dientes, que vuestra única obligación es masticar lo que como. Entre nosotros no hay nada en común ¡Ocupados de vuestros asuntos! Y el muchacho seguía hablando de cosas que no venían a cuento y la lengua, feliz, hallaba palabras nuevas.

Hasta que un día el muchacho, después de haber cometido una necedad, permitió a la lengua decir una gran mentira. Y los dientes, obedientes a la voz de la Justicia, se dispararon a un tiempo y la mordieron.

La lengua enrojeció de sangre y el muchacho de vergüenza. Aquel, escarmiento, se volvió santo remedio.

Leonardo Da Vinci

Antes de hablar, piensa, sino es mejor callar


Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada