LA HIJA DE JAIRO - RESUMEN


LA HIJA DE JAIRO
Marcos 5: 21 a 42
E n la otra orilla, más gente lo esperaba. De pronto, Jairo, un dirigente de la sinagoga, clamó a sus pies:
“Mi hija agoniza, posa tus manos sobre ella para que sane y viva”. Jesús fue con él.

Pero, entre la gente, había una mujer que por doce años sufría de derrames sanguíneos. Desesperada, tocó la túnica del Maestro y cesó el mal, sintiéndose sana. Jesús volteó y preguntó: “¿Quién me tocó el manto?” Y la mujer, asustada, le contó todo. Entonces, Él le dijo: “Tu fe te ha salvado, ve en paz y sana”
Mientras tanto, a Jairo le dijeron que su hija había muerto. “Ten fe, pues ella duerme”, le dijo Jesús.

Muchos se burlaron, pero bastó que dijera “Talitá kum” (¡Levántate!) para que ella se levantara y empezara a jugar, pues sólo tenía doce años.

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada