LA AVUTARDA - FÁBULAS DE ESOPO CON MORALEJA


LA AVUTARDA

Una avutarda cansada ya de tener crías torpes y andar haciendo el ridículo decidió finalmente robarse un huevo de cada nido vecino a fin de sacar por fin una pollada graciosa como las demás aves lo hacían. 

Y dicho y hecho se robó un huevecillo de Jilguero, otro de paloma, aquel de un gorrión y así. Los empolló durante largo tiempo y finalmente tuvo el gusto de ver salir una camada de bellísimos pájaros de variadas especies. 

Muy envanecida, doña avutarda convidó entonces a todas las otras aves a conocer a sus hijuelos, más. ¡Oh vergüenza! cada madre conoció al punto a sus crías y se las llevó indignada ante tamaña desvergüenza. 

Quedó pues la avutarda muerta de vergüenza. 

Moraleja:
“Que cada uno debe lucir sus propios frutos y no tratar de robar los ajenos pues Siempre serás finalmente descubierta”.

Fábulas De Esopo
Fuente: Toribio Anyarin Injante

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada