JESÚS LLEVADO AL SEPULCRO - RESUMEN


SANGRE Y AGUA
Juan 19: 31 a 40
Cercana la Pascua, los judíos no querían que los crucificados permanezcan allí, pues el sábado era sagrado. Entonces fueron donde Pilato para que les autorice a quebrar las piernas de quienes aún quedaban con vida. Con Jesús no pasó eso, pues uno de los soldados, al verlo que había expirado, le abrió el costado de una lanzada y al instante brotó sangre y agua. 

Más tarde, José de Arimatea, miembro del Consejo Supremo judío, que no estuvo de acuerdo con la condena, obtuvo el permiso de Pilato para descender y enterrar el cuerpo de Cristo. Así, junto con Nicodemo le aplicaron mirra perfumada y áloe, envolviéndolo con lienzos aromatizados. Lo llevaron al sepulcro, colocando una gran piedra redonda en su portal.

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada