EXPULSIÓN DEL PARAÍSO - RESUMEN


EXPULSIÓN DEL PARAÍSO
Génesis 3: 1 al 23
La más astuta de los animales, la serpiente, al enterarse que Dios les había prohibido comer de los frutos del árbol del medio del jardín, pues si no morirían, le dijo a la mujer: “No morirán. Dios sabe muy bien que si comen de él, se les abrirán los ojos y serán como dioses al conocer el bien y el mal”.

La mujer, al ver el apetitoso fruto, tomó, comió y se lo pasó a su marido. Entonces abrieron sus ojos, se dieron cuenta de su desnudez y se cubrieron el cuerpo con unos taparrabos. 

Cuando Dios reparó en la vergüenza que sentían, les dijo: 

“¿Han comido acaso del árbol prohibido?” Y ante su respuesta, maldijo a la serpiente y a ellos los expulsó del Paraíso, para que trabajaran la tierra de donde habían sido formados.

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada