EL RESORTE - CUENTOS INFANTILES


Cuentos Infantiles

EL RESORTE

Un acaudalado ganadero había juntado una suma considerable, privándose por espacio de largos a de todas las dulzuras de la vida. Desconfiado, como dos los avaros, se asustaba al menor ruido que oía, temblando por su apreciado tesoro.
Para preservarlo de todo peligro, mandó un día a que un albañil construyese un cuarto oculto, donde pudiese entrar por medio de un portón de gruesa madera, cerrado por un resorte especial. El albañil lo construyó con la promesa de guardar inviolable el secreto.
El avaro halló la obra estupenda. Todas las noches, antes de acostarse, visitaba el cuarto subterráneo, contemplando con delicia durante horas enteras las relucientes monedas de oro y los abultados paquetes de billetes de banco.

Una noche, mientras miraba y recontaba su tesoro, cayó la vela, se apagó la luz; y en su inquietud por querer salir, corrió el resorte del portón y quedó encerrado.
Gritó desaforadamente y nadie le oyó; hizo esfuerzos sobrehumanos y todo fue inútil.
Como pasaban varios días sin que el hombre apareciera su familia, sobresaltada, lo buscó por todas partes. Todo fue en vano.

Sospechó el albañil que pudiera haberse encerrado en el cuarto oculto; reveló el secreto al juez; el juez le mandó abrir el portón en su presencia y quedaron horrorizados.
Sobre montones de monedas de oro y apretando, en sus manos crispadas, manojos de billetes, yacía nuestro hombre… muerto y lleno de gusanos

E. Solana

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada