EL PINTOR ERMITAÑO - LEYENDA ITALIANA - RESUMEN


EL PINTO ERMITAÑO

Existe a orillas del Lago Mayor una gruta que esconde en su interior una hermosa capilla en cuyas paredes, es posible observar una gran figura de San Pedro esbozada a la mitad, misteriosamente sin culminar.
El origen de esta pintura está explicado por una leyenda que cuenta que en aquella gruta, mucho tiempo atrás, vivió un monje tan dedicado a su misión que optó por una vida espiritual en soledad.
El monje, sin embargo, no gozaba de la simpatía de todos porque la mayoría de gente de los alrededores era pagana.
Debido a esto, el santo hombre fue convertido en objeto de odio popular, pues se le atribuían todas las desgracias que sobre ellos acaecían, argumentando que su falta de devoción para con sus dioses era lo que traía la desdicha a la región.
- Debemos darle muerte-, dijeron con furia los aldeanos y así, armados con sus herramientas de trabajo, fueron a buscarlo a la gruta.
La turba llegó mientras el devoto ermitaño estaba absorto, pintando un San Pedro en el muro principal de la capilla. Con un tosco pincel, esbozaba la imagen cuando se escucharon los violentos gritos de una multitud.
La gente entró furiosa a la capilla y se encontraba lista para atacar, pero en medio del bullicio, una voz exclamó: -El muro del fondo... esa figura pintada... ¡se mueve!
Al voltear, el ermitaño quedó sin aliento al ver que su pintura agitaba las extremidades como queriendo salir del cautiverio de las frías paredes de piedra.
Se movió tanto que logró salir, acercándose a los manifestantes mientras arrancaba pedazos del muro que lanzaba contra ellos, en defensa de su autor.
Los aldeanos entraron en pánico y se alejaron del lugar velozmente; y la imagen de San Pedro, al ver que el monje estaba a salvo, retornó a su posición original, tal y como la había dejado el ermitaño.
- Nunca tocaré esta pintura; la dejaré como está -se propuso el ermitaño.
En el pueblo se corrió la voz de lo ocurrido en la capilla y luego por todo el territorio; y con el tiempo, el monje artista llegó a ser santificado, siendo conocido ahora bajo el nombre de San Julio.

Leyenda Italiana.

Fuente: Leyendas Universales

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada