DE LA SERVIDUMBRE - CUENTOS INFANTILES CORTOS


Cuentos Infantiles

DE LA SERVIDUMBRE

Habían dos hermanos, uno era de la servidumbre del rey y el otro vivía de su propio trabajo.

- ¿Por qué no entras al servicio del rey para librarte de la aflicción del trabajo? -le dijo el sirviente.

Y el otro le preguntó:

- ¿y por qué no trabajas tú para librarte de la bajeza de la servidumbre? Pues los sabios han dicho que es preferible comer el propio pan y sentarse tranquilamente, a vestir dorada librea y estar de pie; usar las manos en mezclar argamasa, a colocarlas sobre el pecho en presencia del emir.

Vida preciosa la consumida en estas ocupaciones; ¿qué comeré en el verano y con qué me nutriré en el invierno? ¡Oh, innoble vientre, date por satisfecho con una hogaza de pan, antes que doblarte a la servidumbre!
Rabindranath Tagore

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada