LOS SIETE CABRITOS - LEYENDA PERUANA - RESUMEN

LOS SIETE CABRITOS

Existe en el hemisferio sur una pequeña constelación conocida como Los siete cabritos.
Los chamas de las riberas del río Ucayali explican su origen con el romance entre el Sol y la Luna, que en los inicios del mundo vivían en la Tierra.
El Espíritu Creador, furioso porque ellos se desposaron sin su consentimiento, los forzó a separarse, enviando al Sol a iluminar desde el cielo, mientras que la Luna debía quedarse sola en la Tierra.
Pese a estar separados, el Sol jamás abandonó a su esposa y con sus rayos alumbraba el camino que recorría su blanca tez.
Al poco tiempo la Luna alumbró siete pequeños, cada uno con la mitad del tamaño del que venía antes que él.
El menor, a causa de su tamaño, recibió los dones del Sol, para su protección en el mundo terrenal.
Los niños crecieron felices, hasta que el Espíritu Creador, que aún no perdonaba la afrenta de sus padres, obligó a la Luna a subir al cielo en el instante en que el Sol se ocultaba en el horizonte. Los pequeños quedaron llorando su partida y asustados, corrieron a esconderse.
En adelante, se unieron todavía más. Un día, se preguntaron cómo llegar al cielo para ver a sus padres.
El pequeño tuvo entonces una idea: que cada uno construyera cien larguísimas flechas para lanzarlas al espacio, y con sus poderes, transformarlas en una enorme escalera que ellos pudieran trepar.
Lo hicieron así y llegaron hasta la orilla de Soledad, un lago celestial, donde emocionados, observaron a su padre descansando entre rayos dorados y del otro lado, a su madre cubierta de rayos plateados. Intentaron cruzar el lago para estar con ellos; pero éste estaba poblado de lagartos.
El mayor de todos tomó la iniciativa de subir sobre el lomo de uno de esos voraces animales, usando la flecha como remo; y los demás lo imitaron sin medir el peligro de semejante hazaña.
De pronto, un lagarto atacó al menor de todos, arrastrándolo al agua. Sus poderes, inútiles lejos de la Tierra, no pudieron ayudarlo.
Sus hermanos quisieron ir en su auxilio; pero fue imposible salvarlo. Entonces el Espíritu Creador, compadecido, se apiadó de ellos y los convirtió en estrellas, para que vivan por siempre felices junto a sus padres.

Leyenda Peruana

Fuente: Leyendas Universales

2 comentarios:

Anónimo dijo...

precioso me encantó esta leenda se las recomiendo
S
T

dayana dijo...

me gusto

Publicar un comentario en la entrada

 

Seguidores

Páginas Amigas

pedofilia-no.org EnCuentos.com - Cuentos Infantiles      Teatro, poemas, cuentos y libros de Milagros Oya      federacioneseditores

Cuentos infantiles Related Posts with Thumbnails    cuentos Infantiles

Directorios

Academics Blogs
Academics Blogs Mi Ping en TotalPing.com Peru Blogs Cárdenas.net Text Backlink Exchanges Soqoo Link Exchange Directorio Web - Directorio de Páginas Webs Intercambio de enlaces Free Backlinks Intercambio gratis de Enlaces Blogalaxia


Cuentos de Don Coco Copyright © 2009 Community is Designed by Bie