LA ÚLTIMA CENA - RESUMEN


LA ÚLTIMA CENA

Mateo 26: 17 a 35

Al atardecer, el Maestro se sentó a la mesa con sus apóstoles. Y cuando comían, les dijo: “Les aseguro que uno de ustedes me va a entregar”.

Muy tristes, uno por uno iban preguntándole: “¿Seré yo, Señor?” y El dijo: “El que ha metido la mano conmigo en el plato, ése es el que me entregará”

“Lo dicen las Escrituras -siguió el Mesías-. Pero ¡pobre de aquel que entrega al Hijo del Hombre! ¡Sería mejor para él no haber nacido!” Judas, quien lo entregaría, le preguntó también: “¿Seré acaso yo, Maestro?” y Jesús contestó: “Tú lo has dicho”.

Entonces, el Señor tomó el pan y, después de Pronunciar la bendición, lo partió y les alcanzó a sus discípulos, diciendo: “Tomen y coman, que esto es mi cuerpo”.

Luego, tomando una copa de vino y dando gracias, se las dio, diciendo: “Beban, porque esta es mi sangre, la de la Alianza, que será derramada por los hombres, para el perdón de los pecados. Porque no volveré a hacerlo sino hasta el Reino de mi Padre”

Cantaron los salmos y Jesús narró un pasaje de las Escrituras: “Heriré al Pastor y se dispersarán las ovejas. Pero, después de la resurrección, iré delante de ustedes a Galilea”. 

Se alistaron, entonces, para subir al Monte de los Olivos. 

Pedro dijo: “Maestro, aunque todos tropiecen y caigan, yo nunca vacilaré”. Pero Jesús le replicó: “Yo te aseguro que esta misma noche, antes del canto de los gallos, me habrás negado tres veces”. Pedro prometió dar su vida y los demás también.

Fuente: Colección Amiguitos

5 comentarios: