LA GRANDEZA DE LINCOLN - CUENTOS INFANTILES


Cuentos Infantiles


LA GRANDEZA DE LINCOLN

En tanto que la mayoría de sus colegas se abstenían de defender a los negros, él defendió muchos pleitos de negros, sin preocuparse de que la llamada «buena sociedad» arrugara el ceño. Uno de estos casos fue el de un marinero, hijo de un negro, que, habiendo llegado sin documentación a Nueva Orleans, fue detenido. La detención le hizo perder el barco y más tarde, desamparado y sin recursos, fue vendido como esclavo.
Su madre acudió a Lincoln, y este visitó a los gobernadores de dos estados, pero ambos rehusaron mezclarse en el asunto, no atreviéndose a arriesgar el puesto por un mulato.

Entonces Lincoln hizo una colecta, reunió el dinero necesario y se lo envió a un amigo que tenía en el Sur, rogándole que res-catara al muchacho para que este pudiese volver libremente al seno de su familia.

Así de grande, era este prohombre de la humanidad.

El Dialogante Del Patio De Letras

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada