EL ANIMALITO QUE CANTA - LEYENDA DE MÉXICO - RESUMEN


EL ANIMALITO QUE CANTA

Un joven español muy enamorado estaba obligado primero a hacer fortuna, para poder desposar a su prometida. Por ello, emprendió una travesía hacia el estado mexicano de Guanajuato, en busca de unas minas de plata
Habían transcurrido ya varias semanas de infructuosa búsqueda, cuando el joven, agobiado por el cansancio y el intenso frío, decidió acudir a una aldea cercana para guarecerse.
Al notar la presencia del recién llegado, el jefe de la tribu lo invitó a pasar la noche, lo que él aceptó de buen agrado. Durmió acostado en un petate; pero cerca de las seis de la mañana, despertó sobresaltado por el ruido de una multitud.
Era el ruido de muchos nativos que corrían y cantaban. El joven, queriendo saber de qué se trataba el alboroto, preguntó al jefe la razón de todo aquello.
- ¡Oh! -. respondió el líder – nuestros jóvenes cantan al Sol, para que éste despierte y comience su viaje a través del cielo.
El joven español, sorprendido, permaneció mirando a los indios, mientras el jefe le explicaba cómo era necesario hacer lo mismo todas las mañanas.
Cuando apareció el astro rey, todos gritaron alegremente. Entonces, el joven le dijo al jefe de la tribu que en su país existía un animal, llamado gallo, que despertaba al Sol por ellos.
- ¿Y usted cree que pueda traernos un gallo? – dijo el jefe.
El joven pensó en algo que también lo beneficiaría a él, y aceptó el pedido con la condición de que le revele la ubicación de una gran mina de plata. El jefe, después de discutirlo, dijo que sí.
Al cabo de unos meses, el forastero regresó con un gallo grande y joven; y esa noche, los adultos no lograron pegar un ojo, preguntándose ansiosos si, efectivamente, el gallo despertaría al Sol. Así pasaron las horas, y llegaron las seis.
El gallo, voló al techo de la casa del jefe, cantó en voz alta varias veces; entonces, en pocos momentos, se observó el primer rayo de Sol al este. El animal volvió a cantar y apareció el Sol, grande y redondo.
Todos quedaron muy contentos y en los meses siguientes ayudaron al español a encontrar toda la plata que él deseaba
Gracias a ello se hizo rico y pudo retornar a España para casarse con su novia.
Hoy, dicen que los descendientes de los nativos de Guanajuato continúan venerando al gallo, que trae al Sol en las mañanas.

Leyenda Mexicana

Fuente: Leyendas Universales

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada