¡DESPIERTA, POR TU BIEN! - CUENTOS INFANTILES CORTOS


Cuentos Infantiles

¡DESPIERTA, POR TU BIEN!

Yo era dormilón en mi juventud -recuerda el sabio Buffon en sus memorias- Un día, avergonzado de ver los perjuicios que por esto sufría, ordené terminantemente a José, mi criado, que me despertase antes de las seis y le prometí una moneda por cada vez que cumpliera mi mandato.
Llegó José a despertarme a la hora convenida, y lo recibí con injurias. Al día siguiente volvió, y me fastidió hasta conseguir que me levantase. Por mucho tiempo hizo lo mismo.
Las monedas le resarcían mis enojos.
Un día roe resistí a levantarme. Me echó, entonces, en la cabeza un jarro de agua y fugó. Después lo llamé y le dije:

- Has cumplido tu deber; toma tres francos.
De este modo y con el trabajo de la mañana yo debo a José tres o cuatro volúmenes de mi Historia Natural.

De Las Memorias De Buffon

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada