AHÍ TIENES A TU MADRE - RESUMEN


AHÍ TIENES A TU MADRE

Lucas 23: 36 a 43; Juan 19: 25 a 27

Uno de los ladrones crucificado, insultándolo, le dijo: 

“¿Así que tú eres el Cristo? Sálvate, pues, y también a nosotros”. Pero el otro lo reprendió: “¿Acaso no temes a Dios, tú que sufres igual? Nosotros lo merecemos, pero Él es inocente… Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu Reino”. Y el Señor le respondió: “En verdad, te digo que hoy estarás conmigo en el Paraíso”.

Desde lo alto de la Cruz, en todo su dolor, al ver a su madre junto a Juan -el mejor discípulo-le dijo a María: “Mujer, ahí tienes a tu hijo”. Y, dirigiéndose a él, añadió: “Ahí tienes a tu madre”. Desde ese momento, Juan no descuidaría a María. 

Después, Jesús anunció: “Tengo sed” y los soldados, con una caña, le alcanzaron una esponja llena de vinagre.

Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada