LOS PROBOSCÍDEOS - LOS ELEFANTES


LOS PROBOSCÍDEOS

Los Proboscídeos: son Ungulados de gran tamaño. De patas columnares, tienen dedos en cada una y breves pezuñas. Su cuello es corto; y el cráneo, grande. Su nariz y labio superior están unidos, naciendo una trompa carnosa y prensil.

La usan para llegar a las hojas altas de los árboles, olfatear, beber, emitir sonidos para advertir amigos a enemigos, acariciar a los suyos, etc.

Este orden incluye sólo a dos especies: el elefante africano y el asiático. Su dentadura consta de incisivos y molares; siendo generosas las proporciones de sus incisivos superiores o colmillo, sobre todo en los macho.
Estos son de marfil, y los usan como arma de defensa, pero también para desenterrar raíces. Se alimentan de hojas y frutos, sintiendo deleite especial por el agua (para beberla y bañarse). Tienen excelente memoria.

El Elefante Africano: Es más grande que el asiático. También lo supera en las dimensiones de sus orejas. En el extremo de su trompa tiene dos apéndices digitiformes que los emplea como dedos o pinzas.

El Elefante Asiático: Tiene menos corpulencia que su par africano. Posee cinco uña en la pata anterior y cuatro en la posterior. En el extremo de su trompa sólo posee un apéndice digitiforme.

El Colmillo De Marfil: es un diente incisivo muy largo y grueso. Este diente, hecho de una sustancia blanca y dura, crece durante toda la vida del elefante. Los colmillos del macho son muy cotizados, pueden llegar a pesar hasta 70 kg. Hoy, su venta se encuentra prohibida ante la caza indiscriminada de elefantes.

Fuente: Enciclopedia De Los Animalitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada