LAS INVASIONES BÁRBARAS EN EL IMPERIO ROMANO RESUMEN


LAS INVASIONES BÁRBARAS


Los bárbaros eran para los romanos aquellos pueblos que no hablaban latín ni griego. Comprendían diferentes grupos: los germanos, los eslavos, los mongoles, los hunos y los alanos. Los germanos abarcaban a francos, alemanes, anglos, sajones, vándalos, suevos, burgundios, lombardos y godos. Los eslavos comprendían a checos, moravos, moscovitas y lituanos. Entre los mongoles se encontraban los búlgaros, los magiares y los turcos. Inicialmente, los bárbaros ingresaron en forma pacífica al Imperio Romano. Éste comprendía gran parte del occidente europeo (Hispania, Lusitania, Baética, Britania, Galia, parte de Germania, Italia, Dalmacia, Macedonia, Dacia, las regiones limitadas por los ríos Rin y Danubio, y el oeste y sur del mar Negro), la franja norte de África y la región occidental de Asía, al sur del mar Negro y al este del Mediterráneo, que incluía la Mesopotamia, Siria, Fenicia, Palestina y Arabia. Desde el siglo I, cuando los bárbaros fueron admitidos como colonos y se incorporaron a las milicias como legionarios, la defensa de las fronteras quedó a cargo de los germanos. Los hunos, por su parte, asolaron Europa desde las estepas de Asia Central, encabezados por Atila caudillo famoso, legendaria mente conocido como «el azote de Dios»-, haciendo retroceder a los germanos a su paso. Sucesivamente, visigodos, suevos, alanos y vándalos invadieron el Imperio, sitiaron y arrasaron ciudades y se fueron estableciendo después de dominar poblaciones enteras.

5 comentarios:

  1. me gusto por que estamos viendo ese tema

    ResponderEliminar
  2. me gusto por q me ayudo mucho en el taller

    ResponderEliminar
  3. chevere pero creo que le falta mas contenido

    ResponderEliminar
  4. esta bueno porque me ayudo para MI EVALUACION

    ResponderEliminar