LA VIRGEN DE GUADALUPE - LEYENDA DE MÉXICO - RESUMEN


LA VIRGEN DE GUADALUPE


Un joven mexicano de nombre Juan Diego, a quien, mientras iba camino a escuchar misa se le apareció una bella mujer de tez morena y rostro angelical.
De pronto, el ambiente fue envuelto en perfume y se escuchó una música celestial. En ese momento, vio a lo lejos una nube resplandeciente y, confundido y temeroso, se preguntó de dónde provenía todo esto.
Entonces, la mujer de la nube le habló: - No tengas miedo muchacho. Soy la Virgen María - dijo con voz dulce-, y estoy aquí para pedir tu ayuda.
- ¿Pero cómo puedo ayudarte madre, si soy un hombre humilde? -respondió Juan.
- Dile al obispo que me edifique una iglesia aquí – dijo ella.
Juan Diego acudió al Obispo para cumplir lo mandado por la Virgen María; pero éste no quiso creerle, a menos que presentara pruebas de la celestial aparición.
Había emprendido el retorno a casa, cuando la Santa imagen volvió a presentársele. Él le habló a la Virgen:
- Santa Madre, el Obispo requiere de una prueba. - Ella le sonrió, complaciente.
A su regreso al hogar, Juan Diego halló a su tío muy enfermo. A la mañana siguiente, fue por el sacerdote para que le diera su bendición y en el trayecto, vio a la Virgen nuevamente.
- ¿A dónde vas, Juan? – preguntó la Santa patrona. Él le contó de su tío moribundo.
- Descuida –respondió la Virgen-, tu tío se encuentra en perfecto estado. Ahora, mira hacia abajo y lleva al Obispo las rosas que están a tus pies.
Dile que la Virgen de Guadalupe siempre velará por los mexicanos.
Juan Diego colocó las rosas en su manto y se alistó para hacer lo ordenado; sorprendido, pues en esa zona solo crecían cactos.
- Señor Obispo, aquí le traigo la prueba. -Abrió el manto y al caer las rosas al suelo, ambos quedaron impresionados, pues en el manto estaba pintado, con lindos colores, el retrato de la Virgen María.
- No necesito más, buen hombre -dijo el Obispo. -Haremos una capilla en el mismo lugar de donde recogiste las rosas.
Así fue construida la Basílica donde por encima del altar, se observa la mano del bendecido Juan Diego cerca del retrato de la Virgen de Guadalupe.

Leyenda Mexicana

Fuente: Leyendas Universales

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada