LA LLEGADA DEL INCA - LEYENDA PERUANA


LA LLEGADA DEL INCA

Según la leyenda, los primeros habitantes de los Andes veneraban al Sol y la Luna, rindiéndose ante sus apariciones durante el día y la noche.
Ellos despedían al astro rey en su ocaso y luego de esperar unos momentos, saludaban al luminoso satélite que aparecía en el firmamento.

Pero un día observaron en el cielo algo asombroso: el Sol y la Luna se habían acercado.
Ésta última fue vista desde la Tierra como una mancha oscura que se interponía entre el Sol y ellos. Los rayos solares se alcanzaban a ver por alrededor de la Luna, formando una corona.
Esto ocurrió porque el Espíritu Creador deseaba ver a los enamorados encontrarse en el espacio; pero los primeros pobladores no comprendieron, y suplicaban al Padre Sol no devorar a la Madre Luna.
Nada más distante de la verdad: el Sol y la Luna se manifestaban su amor, alumbrando después dos criaturas, un niño y una niña.

Al crecer los pequeños, el varón se convirtió en un fornido y valiente joven, de piel dorada como los rayos de su padre, y su hermana se transformó en una bella mujer, delicada como su madre.
El Sol, asomado desde los al-tos picos, les ordenó fundar un imperio, entregándoles una varita de oro que debían hacer el intento de clavar en distintos suelos, para que ellos se establecieran donde ésta se hundiera.
Obedeciendo el mandato de su padre, los jóvenes surgieron del lago Titicaca y emprendieron dirección noroeste. Cuando llegaron a las faldas del cerro Huanacaure, la varilla se hundió y fue allí donde fundaron la ciudad imperial del Cusco.

- Somos los hijos del Sol y de la Luna - dijeron a sus habitantes.
Manco Cápac, el varón, continuó: - Nosotros les ayudaremos a vivir en armonía, les enseñaremos a labrar la tierra, a cultivar hortalizas y frutas, a domesticar animales, a trabajar los minerales y a defenderse del enemigo.

Por otro lado su compañera, Mama Ocllo les habló a las mujeres:
- Ustedes aprenderán a confeccionar sus vestidos utilizando la lana de la llama, la alpaca y la vicuña. También aprenderán a cocinar sus alimentos, como la papa, la yuca, el maíz, etc.
Así se fundó el gran Imperio de los Incas.

Leyenda peruana.

Fuente: Leyendas Universales

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada