LA ISLA DEL ENCANTO - LEYENDA DE PANAMÁ - RESUMEN


LA ISLA DEL ENCANTO

En la antigua Panamá colonial, en que los piratas, la escoria de los malhechores, establecieron su refugio en una pequeña isla cercana a la ciudad de Las Palmas. Allí se ocultaban, vigilantes de todo cuanto tuviera valor y pudiera ser saqueado.
La isla era un territorio prohibido para la gente del lugar, pues temían acercarse a donde se albergaba tanta maldad. Tal era el pánico de los lugareños, que el ejército español decidió enfrentar a los piratas, expulsándolos.
Para celebrar la victoria, los españoles hicieron construir un enorme castillo de cal y canto rodado, resguardándolo con una gran armada; y ya que la isla se ubicaba frente a la, ciudad, durante un buen tiempo, el ingreso de los piratas fue imposible. La ciudad de Las Palmas vivió tiempos de paz y tranquilidad por muchos años.
Pero un temible pirata inglés, arribó junto a su feroz tripulación, dispuesto a cargar con cuanto encontrara a su paso.
Con él, iba también su hermosa hija, que atestiguó cómo la armada del castillo combatió a los piratas, tomando como prisionero a su padre, fusilándolo.
Cautivado por la belleza de la joven, el capitán de la guardia le perdonó la vida; pero ordenó recluirla en el castillo para siempre.
La muchacha, resignada a su suerte, se entretenía revisando los objetos que en la habitación se guardaban. Así, halló una flauta.
Alegre por haber encontrado algo que aliviara su dolor, entonaba una melodía distinta cada día. Esto llamó la atención de los soldados del castillo, quienes empezaron a llevarle más instrumentos para que pudiera seguir haciendo música.
El capitán de la guardia marina, prendado de la talentosa joven, le propuso matrimonio; ella decididamente, le contestó que jamás aceptaría.
Herido en su orgullo, el capitán la tomó fuertemente del brazo para obligarla; pero la joven queriendo huir se lanzó desde la torre, cayendo al río y perdiéndose en él para siempre.
Cuando los barqueros van acercándose a esta isla, oyen una suave melodía que parece provenir de las aguas, entonces golpean suavemente con los remos los bordes de sus embarcaciones y la música adquiere nuevas tonalidades. Por esto, la isla de la historia se conoce como la "Isla del Encanto".

Leyenda Panameña.

Fuente: Leyendas Universales

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada