EL IMPERIO AZTECA - RESUMEN


LA VIDA EN EL IMPERIO


Las diversas tribus que componían el pueblo azteca estaban unidas por lazos de parentesco y por el náhuati, su lengua común. Se agrupaban en clanes o calpullis. Tenían dos autoridades máximas: un jefe supremo o Tlacatechutli, cuyas funciones eran de carácter militar, y un jefe político o Cihuacóatl.
La sociedad se dividía en clases que cumplían distintas funciones: la nobleza, el pueblo, los servidores o esclavos y los mercaderes, que constituían un grupo social aparte. El soberano era elegido, por tradición dentro de una misma familia. Los restantes títulos nobiliarios no eran de carácter hereditario: se obtenían por las virtudes propias. El pueblo distribuía sus tareas entre el comercio, la joyería, la alfarería, la tejeduría y la actividad guerrera. Los servidores o esclavos eran prisioneros de guerra, hijos vendidos por sus padres o voluntarios. Muchos de ellos eran destinados a los sacrificios humanos que hacían los aztecas en honor a sus dioses. Un grupo social importante fue el de los mercaderes. Sus continuos viajes eran vehículo de la información recogida en lugares remotos del imperio.
Esto los llevó a convertirse en colaboradores de los jefes militares en calidad de espías. Los aztecas aplicaban severas sanciones a quienes violaban las leyes, que iban desde la esclavitud y el destierro hasta la muerte por lapidación. La economía, por otra parte, se basaba en la agricultura. Para ello utilizaban los jardines flotantes o chinampas. En esas islas comenzaron sus tareas agrícolas, que se extendieron a medida que expandían su territorio mediante con quistar guerras.

CIENCIA, ARTE Y RELIGIÓN AZTECA

Los aztecas desarrollaron una astronomía muy avanzada. Sus conocimientos científicos, conjugados con conceptos mágicos y religiosos, fueron plasmados en la Piedra del Sol, un conjunto de símbolos conocido como calendario azteca. Tenían avanzados conocimientos en arquitectura. Eran politeístas e idólatras. Las ceremonias estaban a cargo de sacerdotes y sacerdotisas. Entre sus muchas divinidades adoraban y temían a dos figuras principales: Huitzilopochtli y Quetzalcóatl.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada