ORIGEN DE LOS HEBREOS - RESUMEN


LOS HEBREOS


El pueblo hebreo se radicó hace unos 2.000 años a.C. en Caldea, una región de la Mesopotamia, que en ese momento se encontraba dominada por los sumerios y los acadios. De origen semita, estaban organizados en tribus lideradas por patriarcas, que ejercían una autoridad absoluta sobre sus súbditos. El más célebre de ellos fue Abraham, nacido de Ur, cuyo nieto Jacob, descendiente de su hijo Isaac, fue llamado Israel, nombre que significa combatiente de Dios, de quien más tarde su pueblo adoptaría el nombre y lo conservaría hasta la actualidad. Diferenciándose de la mayor parte de los pueblos de Oriente, que eran politeístas, los hebreos creían en un solo Dios, al que llamaban Jehová, que significa el ser absoluto y eterno, al que le atribuían la creación de todas las cosas. En la Biblia se reconocen doce hijos de Jacob, que se convirtieron, a su vez, en jefes de las doce tribus en las que se dividieron los hebreos. Afectado por el hambre, hacia 1700 a.C. el pueblo hebreo se trasladó a Egipto, donde fue reducido a la esclavitud durante cuatro siglos. En 1300 a.C. emigraron hacia Palestina bajo el liderazgo de Moisés (salvado de las aguas), llevando a cabo un éxodo que duró cuarenta años, y durante el cual éste líder entregó a su pueblo los Diez Mandamientos o Tablas de la Ley recibidas en el Sinaí, mediante las que fundamentarían la base de su sociedad. Moisés murió sin poder llegar a la Tierra de la Promisión, la tierra de Canaán, por lo que fue Josué quien terminó de conducir al pueblo hebreo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada