LA TIERRA DE CANAÁN - RESUMEN


LA TIERRA DE CANAÁN

El ingreso de los hebreos a esta región fue un proceso muy lento y duró hasta el siglo XI a.C. Los israelitas al principio se asentaron en las regiones montañosas, donde el número de habitantes era escaso. Gradualmente fueron ocupando parte de la llanura, donde pudieron desarrollar la agricultura. Al arribar a la costa del Mediterráneo se enfrentaron con los filisteos, un pueblo proveniente del mar, establecido en la franja costera comprendida entre Gaza y Haffa. Para organizar la guerra contra los filisteos, las tribus israelitas se unieron bajo una monarquía encabezada por Saúl. Este fue sucedido por David, rey que gobernó desde el año 1000 hasta 962 a.C. De temple guerrero, legislador y poeta, compuso cantos religiosos para la cultura de su pueblo que fueron recopiladas en el libro Salterio, que consta de 150 salmos o himnos religiosos. Cuando el rey David venció a los filisteos, sometió a otros pueblos de la religión, entre los que se encontraban los moabitas y los arameos. Al morir David lo sucedió su hijo Salomón, quien imprimió al reino de Israel los rasgos de una clásica monarquía de Oriente. Salomón fue el responsable de la construcción del célebre templo de Jerusalén. También hizo construir un magnifico palacio en el bosque del Líbano. El monarca incentivó el intercambio con los otros estados de la región, como el reino de Tiro, y numerosas ciudades de lo que hoy es Arabia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada