EL ORIGEN DEL IMPERIO PERSA - RESUMEN


LOS PERSAS


Los persas era un pueblo de origen indoeuropeo procedentes del Turquestan. Alrededor del siglo X a.C. se establecieron en el oeste de la meseta ocupada, actualmente, por el territorio de Irán. En 550 a.C., el monarca persa Ciro derrotó al rey medo Astiages, ocupó la capital meda y anexó su territorio al de Persia, fundando el primer imperio persa con capital en Babilonia; y luego emprendió una campaña contra el reino de Lidia, sobre el mar Egeo, en el Asia Menor. Los lidios pretendían dominar a los persas, y para ello intentaron establecer una alianza con la ciudad griega de Esparta y el Imperio Egipcio. Cuando Ciro descubrió la maniobra, atacó Lidia, se apoderó de su capital, Sardis, y formó un Imperio que se extendió desde el mar Caspio hasta las orillas del Egeo. A su muerte lo sucedió su hijo Cambises quien conquistó Egipto en 525 a.C. y con la ayuda de Grecia y Fenicia se proclamó faraón. Cambises fue sucedido por Darío, quien dividió el Imperio en 20 provincias gobernadas por sátrapas. El poderoso ejército persa sufrió numerosas derrotas frente a los griegos, como la batalla de Maratón en 409 a.C. Tras la muerte de Darío (485 a.C.), su hijo Jerjes se convirtió en emperador. Cuando el rey macedonio Alejandro Magno derrotó a Darío III en 336 a.C., el Imperio Persa se desmoronó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada