EL CAMINO - MIGUEL DELIBES - EL MOCHUELO - RESUMEN


EL CAMINO

Daniel el Mochuelo, un muchacho de once años, está a punto de abandonar su pueblo para ir a estudiar a la ciudad.
Daniel el Mochuelo, recordaba con nostalgia su última noche en el valle. Dio media vuelta a la cama y de nuevo atisbó la cresta de Pico Rando iluminada por los primeros rayos del Sol. De repente, se sobresaltó. Acababa de oír una voz humana. Escuchó. La voz le llegó de nuevo, intencionalmente amortiguada:
- Mochuelo, ¿sabes? Voy a La Cullera por la leche. No te podré decir adiós en la estación.
Daniel, el Mochuelo, al escuchar la voz grave y dulce de la niña, notó que algo muy íntimo se le desgarraba dentro del pecho. La niña hacía pendulear la cacharra de la leche sin cesar de mirarlo. Sus trenzas brillaban al sol.
- Adiós, Uca – uca –dijo el Mochuelo
- Mochuelo, ¿Te acordarás de mí?
Daniel apoyó los codos en el alféizar y se sujetó la cabeza con las manos. Le daba mucha vergüenza decir aquello, pero era esta su última oportunidad.
- Uca-uca… – dijo, al fin –. No dejes a la Guindilla que te quite las pecas, ¿me oyes? ¡No quiero que te las quite!
Y se retiró de la ventana, porque sabía que iba a llorar y no quería que la Uca-uca lo viese. Y cuando empezó a vestirse le invadió una sensación muy vívida y clara de que tomaba un camino distinto del que el Seño le había marcado. Y lloró, al fin.

Miguel Delibes.

1 comentario:

  1. es te libro esta muy bien llo tanbien tengo once años y me en canta leer cuento interesantes comoeste y como otros más

    ResponderEliminar