PERDIDA EN LA SELVA - RESUMEN - CUENTOS INFANTILES


PERDIDA EN LA SELVA


Un matrimonio de avanzada edad tuvo una linda hija: Danae. A sus quince años se enamoró de Victor, el labriego con quien jugaba en su niñez. Un día el joven acudió a pedir su mano, pero los padres de ella se limitaron a echarlo.
Danae corrió a encerrarse en su cuarto, llorando varios días sin hablar con nadie: “Antes -le dijo la madre-mejor te pierdes en la selva”.
Y Danae desaparecido.
La buscaron en vano, hasta que Víctor decidió viajar a otras tierras: “Si la traes -prometió el padre- bendeciré su boda”. Montó su caballo y se internó en la selva.
Llegó así a la cueva del ermitaño y el león: “¡Te esperaba! -le dijo-o Sé de tu dolor y de una causa justa. Ve hacia allá, y encontrarás a otro ermitaño que te ayudará. Irás con mi fiel león”.
Dieron con el ermitaño y su gran tigre: “Te esperaba -le dijo-. Sé de tu causa. Sigue esa ruta con mi felino y hallarás a tu amada”.
En su afán de cruzar un caudaloso río vencieron a un gigante, pasando por entre sus piernas y logrando que se ahogue en las aguas. Más allá también derrotaron a una abominable bruja y a sus diez voraces cancerberos.
Tras estas victorias llegaron al palacio, en cuyo balcón Danae dormía. Víctor quiso entrar, pero unos temibles soldados le salieron al frente. El león y el tigre corrieron a defenderlo.
Al final, los fieles amigos de los ermitaños y vencedores de la última batalla se despidieron de la feliz pareja, sabiendo que los padres de ella los aguardaban para celebrar su boda.
FIN

Cuento Inglés
Fuente: ColecciónAmiguitos

1 comentario: