EL LABRADOR Y SUS HIJOS - FÁBULA DE ESOPO


EL LABRADOR Y SUS HIJOS

A punto de expirar, quiso un labriego dejar prácticos a sus hijos en la agricultura. En tal virtud les llamó y les manifestó:
- Hijos míos: voy a abandonar este mundo; buscad lo que he ocultado en la viña, y lo encontraréis todo.
Imaginando sus sucesores que había enterrado un tesoro, después del fallecimiento de su padre cavaron profundamente el suelo de la viña. Tesoro no encontraron ninguno, mas la viña, tan bien removida, multiplicó su fruto.

“Quiere decir esta fábula, que un verdadero tesoro para los hombres es el trabajo”

Esopo

1 comentario: