CARIDAD DE SANTO TORIBIO - RICARDO PALMA


CARIDAD DE SANTO TORIBIO

Toribio Alfonso de Mogrovejo nació en Mayorga ciudad del antiguo reino de León, en España, y entró en Lima con el carácter de arzobispo el 24 de mayo de 1531.
La caridad de Mogrovejo fue verdaderamente ejemplar.
No sólo agotaba sus recursos para socorrer a los necesitados, sino que aún recurría a la fortuna de su hermana.
Una ocasión, no teniendo qué dar, regaló el candelabro de plata de su dormitorio, quedándose el arzobispo con la bruja en la mano.
A doña Grimanesa, su hermana, y a su marido, les hacía poca gracia las larguezas del deudo, y por más que lo intentaban, no conseguían atarlo corto.
Una curiosa anécdota de su ilustrísima:
Cierta noche pasaba con un familiar por la puerta del palacio del virrey. El centinela dio la voz de:
- ¡Alto! ¿Quién vive?
- Toribio – contestó el prelado.
- ¿Qué Toribio?
- El de la esquina.
Con esta respuesta salió el oficial de mal talante a reconocer al burlón, prometiéndose hacerlo dormir sobre una tarima del cuerpo de guardia.
Pero se encontró con el arzobispo, que conducía en sus hombros un moribundo.
La aventura se hizo pública al día siguiente, y el virrey don García llamaba desde entonces al arzobispo Toribio el de la esquina.
Sabido es que la casa arzobispal está situada en una esquina que forma ángulo con el palacio de gobierno.
Murió el arzobispado Mogrovejo en Saña, a la edad de sesenta años, el Jueves Santo 23 de Marzo de 1606, habiendo gobernado su iglesia veinticuatro años diez meses.
Inocencio XI lo beatificó en 1679, y fue canonizado por Benedicto XIII en 1727.
Ricardo Palma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada