LAS TRAVESURAS DE UN PAVO


LAS TRAVESURAS DE UN PAVO

Hace mucho tiempo en mi corral vivían un gordo pavo mozo y su madre.
A él le gustaba hacer muchas travesuras.
Consideraba una travesura divertida el comer sin parar.
Su mamá le decía:
"No comas tanto, que no es gracioso".
El pavo no hacía caso y comía sin parar, pues creía ser muy travieso con ello.
Un día vino el granjero al corral y llevó al pavo para servirlo de cena, pues lo encontró muy gordo y jugoso.
El pavo logró escapar y ya fuera de peligro, entendió que su travesura le pudo haber costado la vida, arrepintiéndose de ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada