CUENTOS DE SIRENAS - LA SIRENA ENGREÍDA


LA SIRENA ENGREÍDA 

Había una vez una sirena muy engreída que vivía en las celestes aguas del mar.
Se pasaba todo el día cantando y no le gustaba trabajar. La sirena no se esforzaba lo suficiente y pensaba que vivir y ser feliz era hacer lo que uno quiere y nada más, que trabajar todo el tiempo era muy aburrido.
Un día hubo un gran temblor en el mar y las sirenas trabajadoras pudieron salvarse y huir del peligro; pero la sirena engreída, que siguió cantando mientras la llamaban sus amigas para que huyese del peligro, se hundió en las profundidades del mar.
Un caballo marino que pasaba por allí pudo salvarla y la arrastró hasta la superficie. Cuando la sirena despertó, comprendió que es importante escuchar a los demás y que el trabajo te ennoblece y te lleva a ser mejor cada día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada