POEMA PARA IR A LA ESCUELA - CAMINITO A LA ESCUELA


CAMINITO A LA ESCUELA

Me levanto a las cinco,
me baño y me peino.
¡Ven!, mamá me dice:
luego me besa y me bendice.

Desayunados todos
rezamos un poco.
Salgo afuera, miro al cielo;
tomo mi poncho, alforjita al hombro
me despido.
¡Ni un alma en el camino!
¡Silencio!. Sólo el viento llora
cuando se lastima
en las rodillas y los codos
de los árboles.

A veces tengo miedo;
pero tengo que llegar.
Los pájaros van y vienen.
Están mudos. No es hora de cantar.
Cuando estén comidos... cantarán.
El bosque es de temer.
¿Por qué será así?
Cruzo el puente.
El "Shilpicachi" suena
o ronca como fiera.
En su rumor escucho voces,
riñas, carcajadas.
Tapo mis oídos y camino así ...
¡Ah! ... por fin ... el claro del bosque.
Allí está mi escuela.
El maestro está en la puerta;
me sonríe, me palmotea en el hombro
y me hace sentir feliz
Por eso todos los días,
desde tan lejos cruzo el bosque,
la soledad y el río ...
Papá dice: ... "tienes que estudiar".
Magno Octavio Santillán Salazar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada