POEMA II


POEMA II

Si tus alas se dejaran cortar,
elige que sea
por la fragancia de los campos verdes,
y no por la fiesta del dolor.

Si tu sed necesitas calmar,
busca que sea
por el manantial de la palabra,
y no por la fiesta del dolor.

Si en el camino
quieres descansar,
apoyarte debes en una sonrisa,
y no en una fiesta del dolor.

Si construir
tu casa buscas,
que las piedras estén bordadas de amor,
y no por la fiesta del dolor.

Pero, si tu débil cristal fue labrado
por el dolor y tu palabra
no encontró su respuesta
entonces debes ser el jardín
que perfuma al triste fango.
¡Pero nunca el dolor mismo!
Armando Puma Quispe

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada