POEMA DEL ÁRBOL


ÁRBOL
Árbol de escasa copa,
quiero ser tu buen amigo,
abonando tus raíces
darte agua por las noches.

Si el otoño te despeina,
arreglaré tus ramas
y cuando se llenen de hojas,
me sentaré bajo tu fresco cuerpo.

Cuando el aliento de tu sombra,
acaricie mi quemante frente,
rayos de un sol tan ardiente
se irán presto a los cerros.

Mientras la luna se aliste,
para viajar toda la noche,
vendrán a dormir en tus ramas
multicolores pajarillos.
Magno Octavio Santillán Salazar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada