POEMA DE LA ANTUCA


LA ANTUCA

Desde chacras
y comunidades cercanas
la Antuca cargó
sus tejidos
a la provincia.
En la ciudad
muy pocos preguntan
el precio
de sus mercancías.

Quizá sólo
sus paisanos usan ya
los chullos multicolores.

Sin embargo ella continúa
tejiendo infatigable.
La ciudad no quiere
su artesanía.
Hoy la Antuca
ha decidido trabajar
de niñera en una casa
acomodada.

Yunguyo no acepta
el arte de los humildes .
Rosa Amelia Arocutipa Quispe

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada