CUENTO CUIDEMOS LA COMIDA


CUIDEMOS LA COMIDA

Martín sintió hambre, fue a buscar una manzana a la nevera y la dejó abierta. Se dio media vuelta y se fue feliz, comiendo la fruta hacia el lugar donde estaba jugando con sus hermanos.
Mientras papá leía un libro, algo extraño notó: un camino de hormigas se había formado debajo de su silla y avanzaba por detrás de la carpa
-¡Qué raro! Hacia dónde irán las hormigas. Voy a seguirlas pensó.
Una tremenda sorpresa tuvo papá cuando se dio cuenta que las hormigas iban y venían de la nevera.
-¡Uy! Toda la comida está llena de hormigas. Voy a tener que botarla, exclamó.
Para no contaminar, papá cavó un hoyo en la tierra y con ayuda de mamá enterró toda la comida que estaba con hormigas.
Los niños corrieron a ver qué pasaba y papá preguntó - ¿Quién ha sacado algo de la nevera?
Martín se acordó que había sido el último en sacar una manzana y admitió que se le había quedado abierta.
Papá y mamá no lo reprendieron porque Martín se portó responsablemente al admitir su error. Sin embargo, advirtieron a los tres la importancia de mantener la comida protegida de las hormigas y las moscas.
Fuente: MegaEditores S.A.C

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada