POEMA EL MENDIGO


EL MENDIGO

El loco Pasha camina solitario
en medio de la muchedumbre.

Sus flecos y harapos flamean al viento
cual banderas de un extraño aquelarre.

El loco Pasha deambula por calles y mercados
Su estómago emite extraños ruidos.
¿No hay alguien que le regale un pedazo de pan?

El loco Pasha duerme en covachas y portones.
Su frazada es el cielo y su sábana el duro suelo.
¿No hay quién le preste un poco de abrigo?

Una fría madrugada yace un cuerpo yerto.
La gente se arremolina y dice ¡pobrecito!
hasta alguien se atreve a derramar una lágrima.

Es el loco Pasha que ya se ha muerto.
¿La gente se acordó de él cuando estaba vivo?,
solo vivió y solo se fue al infinito.
Benjamín Torres Salcedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada