EL LIBRO DE LA SELVA - DESPERTANDO A LA FIERA


DESPERTANDO A LA FIERA


Mowgli reunió al asustado rebaño en lo alto del barranco. Y se alegró al descubrir que sus pendientes estaban cortadas a pico.
Las plantas de allí jamás aguantarían el peso de un tigre, si es que Shere Khan decidía huir por ese lado.
-Déjalos un rato tranquilos -dijo Mowgli. Tienen que captar el rastro. Avisaré a mi amigo Shere Khan lo que se le viene.
Hizo con sus manos una especie de bocina. El eco rebotó en las roces. No tardó en oírse el gruñido de un tigre, perezoso y soñoliento. Era la reacción de alguien que, bien comido y bebido, harto ya, se despierta de un sueño profundo. Continua...

Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada