EL LIBRO DE LA SELVA - CHICOS PASTORES


CHICOS PASTORES

Mowgli se durmió y los búfalos pastaban tranquilamente. Si existe el oficio más perezoso del mundo, ese es el de pastor: los búfalos se iban a un lodazal y se metían allí durante horas.
El sol era fuerte. Los chicos dormían, despertaban y seguían durmiendo. Luego tejían cestas y fabricaban collares con nueces rojas y negras. Gustaban de mirar a los lagartos al sol y cómo las serpientes cazaban ranas en la laguna.
Cantaban temas típicos y se entretenían tallando figuras de barro de hombres y animales. Los hombres llevaban caña, como guerreros ante sus ejércitos, como dioses que exigían la adoración de sus devotos. Continua...

Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada