EL LIBRO DE LA SELVA - VÉRTIGO


VÉRTIGO
Le parecía estar encaramado a un mástil, viajando en un mar verde.
Sólo cuando el ramaje le sacudía la cara, reparaba en su situación.
Siguieron la ruta loca.
Mowgli era un prisionero; llegando a temer que lo dejaran caer desde lo alto. Sintió rabia, pero no quiso dar signos de rebeldía. Dada la velocidad, intuyó de que sus amigos habían quedado muy rezagados.
Al mirar el cielo, vio a Rann, el buitre que vigilaba la muerte en la Selva. Notó que los monos llevaban algo y descendió en picada para ver la presa; desvió su vuelo hasta el siguiente árbol, desde donde vio de nuevo a Mowgli. Continua...
Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada