EL LIBRO DE LA SELVA - TERRIBLE CONFESIÓN


TERRIBLE CONFESIÓN
-Has estado con los monos grises, los sin ley; los que comen todas los desechos. Es una vergüenza.
-Baloo me pegó -dijo Mowgli, aún dolido-. Los monos grises bajaron de los árboles, se acercaron y me tuvieron compasión. Me dieron ricas nueces; me llevaron al árbol más alto, diciendo que eran mis hermanos y de que algún día sería su jefe.
-¡Mienten! Jamás han tenido jefe -dijo Bagheera.
-Fueron muy amables conmigo. ¿Por qué no los quieren? Se parecen mí; no me pegan ni tienen las patas duras y son pura diversión.
Quiero jugar con ellos; Baloo, no seas malo. Continua...

Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada