EL LIBRO DE LA SELVA - SU GRAN MAESTRO


SU GRAN MAESTRO
Mowgli ya era un hombrecito.
Bagheera quería ver los progresos de quien tanto quería.
Descansaba contra un árbol y ronroneaba mientras escuchaba gustosamente cómo Mowgli recitaba su lección a Baloo. Trepar, nadar y correr no tenían secretos para él. Por eso Baloo le enseñó la ley del Bosque y la del Agua: la de hablar suavemente a las abejas salvajes cuando tuviera que pasar por debajo de una de sus colmenas; lo que tenía que decir a Mang, el murciélago, cuando éste se empeñara en no dejarlo descansar durante el día, y el lenguaje que tenía que emplear con las serpientes de agua antes de ir a nadar. Continua...
Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada