EL LIBRO DE LA SELVA - RESENTIDO


RESENTIDO
-¡Quiero comida! -dijo Mowgli
Dénmela o déjenme cazar.
De inmediato, veinte o treinta monos se lanzaron en busca de nueces silvestres. Pero, al volver, se enzarzaron en una pelea y echaron a perder la fruta. No podían darle eso.
Mowgli lucía adolorido, magullado, amargo y hambriento.
Lanzó el grito de caza asimilado, pero nadie le contestó.
- Sí -pensó-, era un sitio inaccesible ¡Qué razón tenía Baloo!
No tienen jefes, ni ley, ni gritos de caza. Seré el único culpable si me matan ahora. ¡Debo de volver a la Selva o Baloo me dará una paliza! Prefiero eso a estar aquí perdiendo el tiempo. Continua...
Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada