EL LIBRO DE LA SELVA - REPROCHES


REPROCHES

Por su parte, Baloo y Bagheera se sentían consumir de rabia. Bagheera subió hasta los árboles más altos; llegando a romperse las ramas, en una temeridad jamás cometida.
-¿Por qué no lo previniste? -rugía Bagheera-. Fue estúpido darle golpizas y no ponerlo en guardia contra este peligro.
-¡Date prisa! Quizás los alcancemos -decía Baloo, extenuado.
-Creo que llevamos un paso que podría seguir hasta una vaca.
Gran Maestro de la Ley de la Selva, azotacachorros.
Mejor descansa y medita.
Piensa un plan. Sería peligroso hasta que los alcanzáramos. Asustados, lo podrían dejar caer. Continua...
Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada